Sérum: Tu nuevo cómplice en tu rutina de belleza

Comparado con la crema hidratante y desacreditada sobre su relevancia en la rutina de cuidado facial, este poderoso producto realmente hará la diferencia en tu piel.

¿Cuáles son los principales beneficios de un sérum?

*Se caracteriza por su alta concentración de ingredientes activos

*Es de rápida absorción y penetración.

*Puede alcanzar capas más profundas de la piel.

*Acabado no graso

*Permite la posterior aplicación del tratamiento cosmético habitual ya sea fluido o crema.

En el mercado encuentras uno diferente para cada necesidad de la piel, sea de rejuvenecimiento, tratamiento contra las líneas de expresión, el acné, reducción de poros entre otros… Son perfectos cuando se trata de cubrir una necesidad específica.

Ahora que conoces toda esta información seguro querrás conocer cómo, cuándo y en qué momento debes utilizarlo

El primer paso indispensable para tu rutina de belleza: El Sérum

Para empezar dejemos claro que no es recomendable utilizarlos solos, ni como sustituto de la crema hidratante, sino como un complemento perfecto en tus tratamientos de belleza. Lo más aconsejable es utilizarlo dos veces al día, justo antes de tu crema habitual y con el rostro bien limpio. Esa constancia nos permitirá evidenciar otro de sus principales beneficios: Resultados en menos tiempo.

¿Cuándo se aplica un sérum?

Una de las cosas más importantes que tienes que saber acerca de los sérums, es que siempre tienen que aplicarse sobre el rostro completamente limpio y antes de la crema hidratante, nunca después, ya que, como hemos comentado, actúan en las capas más profundas de la piel y si lo aplicásemos después, la crema formaría una película sobre la piel que impediría que éste penetrase correctamente.

¿Cómo aplicarlo?

Lo mejor es colocar una pequeña cantidad en las yemas de los dedos y después sobre el rostro, presionando suavemente la piel hasta que el producto se haya absorbido completamente. Es importante que no esparzas el sérum por tus manos antes de aplicarlo en el rostro, pues así perderemos producto.

Ahora que ya eres una experta en esto de los sérums, cuéntale a otros para que dejen de ponerlo en último lugar.

¿Con cuál vas a empezar tú?

RHENEBELL

Deja una respuesta